Noticia 011/2018
web_2scc


LOOPE: el universo sonoro de Adriana Camacho

Jessica Gamiño González*

15 de febrero de 2018

La contrabajista Adriana Camacho Torres ha iniciado recientemente un proyecto solista de improvisación libre llamado LOOPE con el que se presentó durante la inauguración de las muestras artísticas Impulsion de Manolo Cocho, y la instalación de La antena para transformar al mundo de Antonio Gritón, como parte del programa académico Arte, ciencia y complejidad del C3.

LOOPE (pronunciado “lupe” por la artista) surge bajo el concepto en inglés “loop”, que es una secuencia de sonido que al ser reproducido repetidas veces se utiliza como acompañamiento musical. Camacho emplea lo que ella llama una “loopera” –aparato para reproducir loops— en sus presentaciones para acompañar el sonido de su contrabajo en la improvisación y crear música electroacústica, descrita por ella como “un nuevo mundo sonoro”.

Camacho inició como solista hace aproximadamente dos años, inspirada principalmente en Joëlle Léandre, contrabajista francesa a quien describió como “una loca” al explorar la posibilidades del instrumento. No obstante, desde niña tuvo interés en la música: “en realidad empecé con el piano, había un piano en casa de mi tía-abuela, y siempre me la pasaba improvisando (...) así aprendí a leer notas por mi cuenta”.

A pesar de sus inicios con el piano, manifiesta que su relación con el contrabajo fue “amor a primera vista, tocar los graves con el arco te hace sentir la vibración en todo tu cuerpo” dijo. Su profesionalización con el instrumento inició a raíz de su acercamiento con el jazzista clásico Enrique Valadez en la Escuela Superior de Música y posteriormente en su academia, donde Camacho tuvo oportunidad de explorar los sonidos.

not11

Anteriormente ha participado en distintas agrupaciones musicales como Cihuatl y Cuerdas no tan cuerdas. Con LOOPE se ha presentado en tres ocasiones, entre las que se encuentran la realizada durante la inauguración artística en el C3 y, su primera vez, en la San Rafael Cultural House en Londres.

Su reto como solista es crear un discurso musical bajo un estímulo propio, por ello, la música de LOOPE la piensa como una película en la que se desarrolla con total sinceridad: “es contar una historia cuando estás tocando, como si estuvieras viendo una película: empiezas, hay un clímax y un desenlace”.

La también documentalista declaró que dentro de las ambiciones de su proyecto solista están grabar un material discográfico y poder insertar sus historias musicales a un documental sobre la música libre en México, así como dejar al público con ganas de más presentaciones de LOOPE.

*Becaria del Programa UNAM-DGAPA-PAPIME PE308217

Descargar el pdf

NOTICIAS