Ban-nota1


Jessica Gamiño González*

16 de febrero de 2018

Carlos Gershenson, coordinador del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Complejidad, y uno de los responsable del programa académico Inteligencia computacional y modelación matemática del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3), recibió el día de ayer la Cátedra Marcos Moshinsky 2017.

Cada año se otorgan estas cátedras a jóvenes científicos en las áreas de física, matemáticas y las ciencias químico-biológicas con el fin de apoyarlos para el desarrollo de un proyecto de investigación en su área de interés. Gershenson, investigador del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM recibió esta distinción para desarrollar un proyecto sobre Topología de Redes.

En entrevista, el doctor en Ciencias comentó que este apoyo será utilizado para trabajar conjuntamente con uno de sus estudiantes posdoctorales, con quien se encuentra estudiando cómo al modificar la estructura topológica de las calles puede mejorar o empeorar la movilidad urbana.

Para el análisis utilizarán modelaciones computacionales que tomen en cuenta la densidad de vehículos, una consideración novedosa para este tipo de investigación. De esta forma el académico tratará de definir cuáles son las características de una “topología buena”.

La idea es poder sugerir cambios a la infraestructura de movilidad, tanto en tránsito vial como peatonal, para modificar la topología en puntos conflictivos y optimizar las vialidades en función de la distribución de la gente y su estilo de vida, es decir, si se trasladan del centro a la periferia, o viceversa.

A pesar de que existen estudios anteriores respecto de la topología de las ciudades, no hay un acercamiento directo con la forma en que eso afecta a la movilidad, considerando la ubicación de las personas en las ciudades.

El premio

Los ganadores de las cátedras recibieron su premio de manos del presidente de la Fundación Marcos Moshinsky, Guillermo Monsiváis Galindo, acompañado por Manuel Torres Labansat, director del Instituto de Física de la UNAM.

Los premiados pertenecen a diversas instituciones educativas, incluyendo varias del interior de la República. Además, tres de los seis investigadores galardonados son mujeres: “Hasta hace poco la ciencia en México estaba muy centralizada en la capital y el balance de género no existía, eran puros hombres”, comentó Gershenson.

Además de la Universidad Nacional Autónoma de México, las otras instituciones académicas galardonadas son la Universidad Autónoma Metropolitana, la Universidad Autónoma del Estado de México, Universidad de Guadalajara, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y el Centro de Investigación Científica de Yucatán.

Para Gershenson, el carácter de esta convocatoria “es muy positivo para el país en el sentido de que se reciben aproximadamente diez veces más solicitudes de las que se aprueban”, lo cual habla de un gran número de jóvenes trabajando en diversos campos de la ciencia para contribuir al desarrollo científico del país.

*Becaria del Programa UNAM-DGAPA-PAPIME PE308217

Descargar el pdf

NOTICIAS