Ban-nota149

El coordinador general del C3 recibe PREMIO CRÓNICA por impulsar la educación y el estudio de la complejidad

Laura Vargas-Parada

09 de octubre de 2019

“Señor presidente López Obrador, es urgente reconocer y apoyar firmemente a la ciencia de nuestro país y otorgarle el papel, largamente postergado, de motor esencial para nuestro desarrollo sustentable, soberanía e independencia tecnológica”, dijo Alejandro Frank, investigador emérito del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México, a la audiencia que abarrotaba el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología e Historia al recibir el Premio Crónica en Academia. “Tenemos la tarea urgente de superar nuestras diferencias para poder enfrentar juntos los grandes problemas sociales, ambientales, educacionales y de salud pública que padecemos. Solamente mediante la participación de todos y particularmente de la confianza de los mexicanos, podremos hacer frente a las amenazas que se avecinan y nos permitirán proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático”.

El premio

Los Premios Crónica, que otorga el Comité Editorial del diario La Crónica de Hoy y que este año llega a su décima edición, buscan reconocer “la trayectoria y labor de mexicanos e instituciones que día con día trabajan a favor de México” en temas fundamentales como ciencia y tecnología (Ranulfo Romo), academia, trayectoria y promoción artística (Alfonso Navarrete), cultura (Leonardo López) y comunicación pública (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla).

not149

La inauguración estuvo a cargo del Lic. Jorge Kahwagi Gastine, presidente del Comité Editorial, quien destacó que todos los premiados son un ejemplo de excelencia en su trabajo y de gran compromiso con el país. Para Kahwagi, en momentos en los que enfrentamos problemas tan graves como la violencia, la pobreza y la desigualdad, los Premios Crónica buscan destacar los valores nacionales resaltando el hecho de que los buenos mexicanos somos muchos más: hombres y mujeres que dan lo mejor de sí cada día en los ámbitos de la cultura y la ciencia para hacer de este país un lugar mejor.

De la física cuántica a la investigación en sistemas complejos

Para presentar el Premio Crónica en Academia, otro físico destacado de nuestro país, el especialista en física de partículas y Premio Crónica 2017, Gerardo Herrera Corral, destacó algunos aspectos relevantes del trabajo que Alejandro Frank ha realizado.

Alejandro Frank Hoeflich nació en Monterrey, Nuevo León en 1951. Es doctor en Física por la UNAM y especialista en física nuclear y molecular. Entre sus contribuciones científica más relevantes están el ser uno de los creadores de la teoría de la dispersión algebraica y de los descubridores de la supersimetría nuclear.

“Frank”, dijo Herrera Corral refiriéndose a sus aportaciones científicas en el tema de la supersimetría, “es autor de la matemática sutil que hoy sabemos es la coreografía que sigue la realidad. La supersimetría puede resolver problemas muy profundos de la física. Nos podría explicar por qué unas partículas son más pesadas que otras, podría resolver el problema de la materia oscura de la que parece estar hecho la mayor parte del universo y es la base de las teorías que nos explicarán todo”.

En 2012 cambió el rumbo de sus investigaciones para enfocarse en el estudio de los sistemas complejos, una forma distinta de ver al mundo que requiere de la colaboración inter y transdisciplinaria. Desde esta perspectiva ha trabajado temas de importancia nacional como el cambio climático, la detección temprana de enfermedades y más recientemente el microbioma humano. En 2016, inauguró el Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM ubicado en el Centro Cultural y del cual es actualmente coordinador general. En el C3 se estudian también temas como enfermedades crónicas, movilidad urbana, complejidad social, cáncer, ecología, medio ambiente y desarrollo sustentable o la relación entre el arte y las ciencias de la complejidad.

En 2007 Frank fundó junto con otros colegas el Programa Adopte un Talento (PAUTA) que tiende “puentes entre la ciencia y la niñez”, explicó Herrera Corral. “El programa busca niños talentosos en precariedad para ayudarlos y encaminarlos desde el preescolar hasta la preparatoria hacia una carrera científica”. Actualmente el programa cuenta con más de 1,500 estudiantes en la ciudad de México, Chiapas, Morelos y Michoacán. Para Herrera Corral este programa tiene más que ver con la dimensión humana de Frank, lo que ha permitido encaminar a un gran número de jóvenes a diversos campos del conocimiento científico.

En su discurso de aceptación, Frank explicó que con PAUTA se busca impulsar, en la medida de sus posibilidades, que niños y jóvenes puedan desarrollar su creatividad, talento y espíritu crítico. Para continuar con esta labor, invitó a la sociedad a sumarse al esfuerzo apoyando de diversas formas a esta asociación civil.

Frank expresó también toda su gratitud a la UNAM, que “me ha brindado la oportunidad de vivir en este estado de gracia que es la búsqueda del conocimiento y la alegría de la enseñanza. Todo mi reconocimiento a nuestra máxima casa de estudios.”

Finalmente, el también miembro de El Colegio Nacional concluyó su discurso de aceptación señalando: “Señor presidente, es prioritario dar impulso a la formación científica y humanística de nuestros jóvenes que merecen vivir en un mundo mejor. Niños y jóvenes talentosos y llenos de esperanza son nuestro más importante recurso natural. Recibo con humildad esta distinción en su nombre, muchas gracias”.


*Melisa Echavarría Ostos y Rosario Aguilar-Cristóbal ayudaron a la elaboración de esta nota.

Descargar el pdf