Ban-nota157

Hermandad y cuerdas

Silvia Sánchez Ramírez* y Metzli Gasca Torres

13 de noviembre de 2019

Los sonidos de las cuerdas rompieron el silencio del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM el pasado 7 de noviembre durante el Jueves de Música Gradiente Musical. El Dúo Vélez, conformado por Miguel y Teodoro Vélez, guitarristas originarios de Monterrey, Nuevo León deleitaron al público reunido en el C3 con un concierto de guitarra clásica intitulado Parábolas.

El título provino de la melodía Paraboles del músico francés Jacques Ibert, una de las piezas interpretadas durante el concierto y que en opinión de los músicos representa muy bien a la guitarra. “Tiene todas las técnicas: arpegios, rasgueos, escalas, armónicos, de alguna manera esa pieza engloba todo el sonido de la guitarra”, dijo Miguel Vélez en entrevista.

not157

Miguel y Teodoro, egresados de la carrera de guitarra clásica de la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey, presentaron a los asistentes un repertorio que incluyó piezas del periodo romántico y algunas obras del siglo XX, además de una pieza original compuesta por Miguel.

El recital dio inició con Duo Nocturne op. 37 del compositor francés Antoine de Lhoyer, pieza del periodo romántico, época caracterizada por el deseo de los compositores de expresar sentimientos personales en sus composiciones, tales como el amor, el miedo o el sufrimiento. En opinión de Teodoro, esta música permite expresar “los sentimientos más profundos”.

Conectados

Durante la presentación el público pudo notar la conexión entre ambos intérpretes, quienes con un solo gesto o mirada se comunicaban par darle pauta a los acordes y notas por venir. “El comunicarse constantemente con movimientos es esencial para todos los músicos, pero nosotros en lo particular lo tenemos bastante trabajado” explicó Miguel. “Yo creo que al ser hermanos estamos de alguna manera conectados y nos entendemos perfectamente”.

Como suele ocurrir con muchos intérpretes, el dueto Vélez tuvo sus inicios en la niñez. Teodoro lo recuerda anecdóticamente: “Fue él (Miguel) quien inició con clases de guitarra y yo seguí a mi hermano mayor”. Ya como adultos, siguen compartiendo los gustos, ahora en la enseñanza de la guitarra. Ambos son profesores de su alma mater y directores de la orquesta de guitarras de la Red de Orquestas Juveniles por la Igualdad.

Con respecto a la igualdad, los intérpretes consideran que el arte no debe ser exclusivo de los artistas por lo que hacer llegar la música a todo tipo de públicos es sumamente importante para ellos. “Todas las personas deben de tener acceso”, dijo Miguel.

En perfecta sintonía los hermanos continuaron con la alegre interpretación de Música incidental campesina del cubano Leo Brouwer, seguida de una obra original de Miguel Vélez llamada Suite Breve, dividida en 4 movimientos: preludio, trigueña, zarabanda y petrona. La composición de esta pieza está inspirada en la suite barroca, un tipo de obra que se caracteriza por estar dividida en cuatro movimientos, y también en piezas mexicanas. Sobre el segundo y cuarto movimiento el autor explicó: “quería transmitir la música popular mexicana del noreste [...] Me gusta que no sean tan conocidas. ¡Es una raíz mexicana en mi pieza!”. De esta forma, el segundo movimiento está inspirado en las canción Trigueña hermosa del compositor mexicano Manuel M. Ponce y el cuarto en La Petrona, canción popular oaxaqueña.

El concierto siguió con Prelude et Fugue No. 24 del italiano Mario Castelnuovo-Tedesco, pieza creada originalmente para dos guitarras con la que los hermanos resaltaron su conexión y habilidad técnica en su instrumento para continuar con los sonidos característicos de la guitarra española con Danza Mora, del español Francisco Tárrega. Finalmente, el concierto concluyó con sorpresivos sonidos de percusión realizados en la caja de resonancia de las guitarras en la interpretación de la rítmica pieza Jongo del músico brasileño Paulo Bellinati.

Raíces mexicanas

La formación de Miguel y Teodoro Vélez ha sido moldeada significativamente por la música clásica europea, por lo que para ellos es inevitable notar algunas diferencias entre los músicos europeos y los mexicanos. Para Miguel, la originalidad es la característica más importante en la música mexicana: “en Europa la parte de ser original ya está un poco ciclada, llevan mucho tiempo haciendo música, desde el Renacimiento. Aquí, como somos un poco más nuevos, salen cosas originales constantemente”. Por su parte, Teodoro considera que la diferencia que tienen los mexicanos es el ritmo, “nosotros vemos los ritmos como una manera de bailar, de moverse. Y allá [Europa] se ve muy técnico. El ritmo, nosotros lo dominamos naturalmente”.

Como compositor, Miguel Vélez considera que “el principal reto es lograr un estilo y un sonido propio”. Una de sus principales influencias es la música popular mexicana haciéndolas parte de su estilo musical.

Al concluir su interpretación, los hermanos externaron su agradecimiento con la Universidad Nacional Autónoma de México y con la Universidad Autónoma de Nuevo León por el apoyo que les han dado en la difusión de su música.

*Becaria del Programa UNAM-DGAPA-PAPIME PE308217

Descargar el pdf