Ban-nota40


Androide en la ciudad

Jessica Gamiño González*

30 de julio de 2018

Se escucha cómo cae la lluvia sobre las alcantarillas, los neumáticos de algún auto derrapan sobre el asfalto, a lo lejos suena una alarma.


La ciudad hace su propia música.

Así lo piensa el baterista, improvisador y compositor Gibrán Andrade, quien presentó su proyecto de improvisación libre “Androide”, el pasado 23 de julio en el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM, dentro del ciclo Jueves de Música en el C3.

not40

En entrevista explicó que es gracias a que reside sobre la muy transitada avenida Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, que puede tener acceso total a la inspiración urbana que transmite con su música electrónica. Algo similar a la experiencia que vive un conductor en su auto: “vas oyendo música, pero vas escuchando los autos y el ruido... esta música suena como la ciudad”.

Dice sobre el nombre de su proyecto, y también pseudónimo, que describe bien el carácter electrónico de su música.

Andrade es multi-instrumentista con estudios en la Escuela Superior de Música del Instituto Nacional de Bellas Artes y Batería Studio, entre otros. Desde hace 17 años toca la batería, y hace tres se inició en el saxofón, además de ser conpositor. Ha colaborado con agrupaciones como Río y Géiser, y con músicos como Misha Marks, Germán Bringas, Remi Álvarez, Carlos Alegre, Mabe Fratti. Actualmente participa en un curso de música tradicional en un centro cultural de la Embajada de la India.

Complejidad musical

En “Androide” toca melodías en saxofón y batería, a las cuales ensambla sonidos urbanos conocidos como samples con apoyo de mezcladoras electrónicas. Para Andrade todo comenzó con el hip-hop, uno de sus géneros musicales favoritos y crucial para que el sampling alcanzara el auge actual. La influencia que tienen los sonidos citadinos sobre “Androide” es inherente a sus orígenes, asegura, y se ve reflejada en cada uno de los samples con que construye su música: gotas de agua, rechinidos, campandas, claxons, etc.

Andrade considera que “hay que escuchar de múltiples maneras”, pues la escucha periférica y el estar prestando atención a distintas tareas para crear “capas” de sonido es parte primordial de su proceso creativo para hacer música.

La palabra “Androide” para Andrade define bien su música, constituida de muchos sonidos. Considera que la complejidad del proyecto radica en escuchar esos múltiples sonidos producidos desde tres distintos cuerpos musicales, identificarlos y, luego, reunirlos en un todo.

*Becaria del Programa UNAM-DGAPA-PAPIME PE308217

Descargar el pdf

NOTICIAS