Ban-nota51


¿Arte o terapia?

Ángel Garduño-Sánchez

27 de septiembre de 2018

“Este tipo de proyecto está vinculado a la construcción desde las ciencias duras. Utilizamos el arte como una herramienta. Y medimos si esta herramienta realmente tiene un impacto significativo en los procesos de rehabilitación neuropsicológica”, mencionó Ariadne Hernández Sánchez, artista plástica por el Instituto Nacional de Bellas Artes.

El pasado 13 de septiembre en el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3), Hernández Sánchez, estudiante de la licenciatura en Psicología en la UNAM, e integrante del Grupo Interdisciplinario en Neurociencias y Arte, presentó un acercamiento a los procesos de intervención neuropsicológica a través del arte.

not50
Foto: Sesión de trabajo del Grupo Interdisciplinario en Neurociencias y Arte, A.C. del 26 de mayo del 2018

Durante el seminario Arte-Ciencia en el marco de la Complejidad, la especialista y así miembro de la revista de divulgación Neurociencias 30 días explicó cómo las técnicas y materiales del arte funcionan como herramientas de intervención en dimensiones de desempeño intelectual y neuropsicológico.

“El proyecto tiene como núcleo las neurociencias, y nos dedicamos centralmente a la vinculación, la intervención y la investigación. Las últimas dos se desarrollan de forma conjunta”, mencionó Hernández. Actualmente se encuentran recabando más información respecto a lo resultados que podría tener el uso de las artes como la danza, la música y las artes plásticas.

El arte como herramienta

El uso del arte como herramienta en procesos de rehabilitación, intervención o mantenimiento no es una idea nueva. La revisión “Reviewing art therapy research : a constructive critique” publicada por Sheffield Hallam University en 2015 compila un total de 92 artículos enfocados en arte-terapia y sus diferentes metodologías. Tanto en Estados Unidos como en Europa ya existen tratados e investigación respecto a las técnicas y materiales empleados en los procesos de rehabilitación. Sin embargo, México carece de estas investigaciones, especialmente las de carácter cualitativo.

“El concepto ‘arte’ lo entendemos como el uso de técnicas y materiales que nos sirven como herramienta en los procesos de rehabilitación, intervención o mantenimiento”, aclaró Hernández. También ha declarado que el acto de crear, relacionado al arte, genera una serie de actividades cerebrales que pueden facilitar la rehabilitación de daños neuropsicológicos como: memoria, orientación, lenguaje, entre otros.

“Lo que nosotros hacemos es documentar a través de protocolos de investigación si el arte genera un cambio o ayuda significativa dentro de lo procesos cognitivos desde estructuras y funcionalidad del sistema nervioso. Como en la ciencia donde hay un experimento, una metodología y se replica y se ve si es funcional”, añadió Hernández. Lo cual lo coloca como un proyecto pionero de carácter cualitativo en México.

La doctora en Psicología y máster en neurociencias, Lucía Ledesma, directora de la revista Neurociencias 30 días, declaró para la Agencia Informativa Conacyt que “han logrado focalizar el quehacer en la clínica en intervenciones de seis meses intensivos de duración en pacientes con múltiples afecciones del sistema nervioso central”. Lo cual representa uno de los objetivos principales de su trabajo: poder estandarizar las técnicas relacionadas con el arte que permiten mejorar las afecciones neuropsicológicas en distintos pacientes. El porcentaje de funcionalidad difiere de paciente a paciente.

De arte a ciencia

En términos generales, en rehabilitación neuropsicológica se inicia con un diagnóstico (historial clínico) para generar un programa de intervención. Después se genera un programa de evaluación (pruebas y baterías neuropsicológicas) para medir el desempeño cognitivo de un paciente al inicio, durante y al final del protocolo de intervención.

En la intervención se utilizan los referentes ya existentes de técnicas, materiales y recursos que se han estudiado para generar un acercamiento respecto a la funcionalidad que tiene las técnicas en los procesos cognitivos y afectivos de los pacientes. Dependiendo del diagnóstico se ajusta la metodología.

Una de las cuestiones que es importante abordar sobre el sistema nervioso es la reconsolidación del sistema, que depende en gran parte de factores genéticos y ambientales. El objetivo fundamental de toda rehabilitación es buscar la readaptación del paciente a su entorno.

Descargar el pdf

NOTICIAS