Ban-nota58


¿Somos iguales?

Jessica Gamiño González*

22 de octubre de 2018

“El arte es un medio para reflejar, abordar, reflexionar, proponer, memorizar, criticar y exponer cualquier tema.”.
—Manolo Cocho, 2018.

«Equi»: prefijo del latín que significa “igual”: equilátero, equidistante, equinoccio, equilibrio, equidad. Estos dos últimos conceptos fueron retomados por Manolo Cocho en su exposición ¿Somos iguales? inagurada el pasado 9 de octubre en el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM en el marco de la Jornada Universitaria por la Equidad de Género 2018.

not54

Con el propósito de plantear interrogantes frente al tema de la equidad de género, Cocho, coordinador del programa Arte, ciencia y complejidad en el C3, realizó una serie de tres dípticos que forman parte de la exposición. Explicó, en entrevista, que eligió trabajar dípticos porque en la obra se habla “de una tensión dialéctica y polar; y los dípticos son justo eso: combinaciones de dos cosas que han de estar juntas y en equilibrio”.

Para el artista, al hablar de equidad “no sólo se necesita igualdad de derechos y oportunidades, sino emparejar las desventajas” que, dijo, son producto de un rezago histórico.

Las ejecuciones fueron realizadas con materiales publicitarios que Cocho recolectó durante su último viaje a Europa, en donde tuvo oportunidad de conversar con distintos artistas respecto a la equidad de género. Así, obtuvo inspiración para “dar una segunda oportunidad a los símbolos” de esos materiales gráficos y crear composiciones, de las cuales eligió tres: Todos somos alfa, No somos iguales pero tenemos los mismos derechos y Equilibrio. Mismas que pueden ser interpretadas por el espectador y motivar la reflexión.

A este respecto, destacó que no es sencillo preguntar a intelectuales y artistas sobre la equidad de género, pues existen tensiones históricas que actualmente se ven reflejadas en abusos y rencores de las mujeres hacia los hombres.

Ejemplo de ello, dijo, es que de acuerdo a su experiencia durante los meses que estuvo en Europa, existen proyectos o grupos de trabajo exclusivos de mujeres, además de que muchas mujeres profesionistas se niegan a tener pareja por ciertos resentimientos y valores de superioridad: “el capitalismo motiva los logros individuales porque es más productivo para el sistema y ello descompone la estructura familiar”, enfatizó.

Aunque Cocho reconoció que existen casos en que las propias mujeres someten o marginan a mujeres o a hombres, afirmó que consideró “la sensibilidad femenina” para elegir los colores que utilizó en sus piezas artísticas.

Señaló que la mayor dificultad que enfrentó durante el proceso creativo de ¿Somos iguales? fue decidir cómo abordar el tema ya que buscaba generar reflexiones más que hacer un póster definitivo sobre lo que es la equidad de género. Como anécdota, comentó que inicialmente intentó generar un video, mismo que abandonó después de distintas etapas, pues ninguna satisfacía sus expectativas para el tema.

Como conclusión, Cocho aseguró que aunque las desventajas históricas que han sobrellevado las mujeres son visibles en el arte, al no poder nombrar fácilmente a 50 pintoras o compositoras pero sí a 50 pintores o compositores, estas diferencias dejarán de existir en algunas generaciones pues actualmente mujeres y hombres se desarrollan de igual forma. También destacó la importancia de entender que para alcanzar la equidad de género debe lograrse el equilibrio a través de la eliminación de las desventajas.

La exposición ¿Somos iguales? se encuentra abierta al público en el C3 en horarios de oficina. La entrada es libre.

*Becaria del Programa UNAM-DGAPA-PAPIME PE308217

Descargar el pdf

NOTICIAS