Ban-nota58


Materia Oscura: arte en la 3.a Semana de la Complejidad

Jessica Gamiño González*

27 de noviembre de 2018


“¡Cuán flaca es nuestra humana naturaleza, y cuán frágil el barro de que somos hechos!”
–Ramón María Del Valle-Inclán


Las formas orgánicas, los patrones y el universo forman parte de la inspiración de Maribel Portela, artista formada en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, quien inaugura este 27 de noviembre su instalación Materia Oscura en el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3), en el marco de la 3.a Semana de la Complejidad.

not61

La obra está compuesta por una veintena piezas, en su mayoría inéditas, que se componen de esculturas y “relieves”. El trabajo de Portela se inspira en la relación del ser humano con el cosmos y cómo este vínculo “se expresa a través de miedos y epifanías, de pasiones y odios, de creación y destrucción, de los sueños de la imaginación y de la solidez de la realidad”, comenta en su página oficial.

En Materia Oscura, Portela retoma las formas y los patrones que encuentra en el estudio del universo y que para ella representan la fragilidad del ser humano y de su entorno. Esta fragilidad es también reflejada por la artista en la realización de sus esculturas, al tener como materia prima distintos fragmentos de papel, casi todos de color negro; lo cual representa para ella cierta fecha de caducidad de la obra, así como de todo lo que nos rodea.

Portela señaló en entrevista que no se considera una escultora como lo entiende mucha gente, pues ella “no hace monumentos” sino ve a la escultura como “cualquier cosa (que tenga forma)”, además de que su propósito es “crear ambientes” que inviten al espectador a explorar y reflexionar sobre las connotaciones que tienen sus piezas oscuras.

Portela cuenta con más de 42 exposiciones individuales. Sin embargo, afirmó que para ella el C3 “es un espacio muy inspirador para hacer escultura” pues la motivó a trabajar con piezas grandes y piezas de colores que contrastan con el blanco de todas las paredes del edificio.

Para esta obra, la artista trabajó alrededor de siete meses, esculpiendo dos o tres piezas de forma simultánea y continua, hasta obtener las formas distintas que reflejan las distintas fragilidades y complejidades del ser humano, pues para ella la complejidad es “el entramado detrás de las cosas (...) ¿Y qué hay más complejo que el ser humano?”.

*Becaria del Programa UNAM-DGAPA-PAPIME PE308217

Descargar el pdf

NOTICIAS